He aquí algunos sospechosos en plena acción.

¿Quieres ser tú el próximo?

LA MALDICIÓN DEL FARAÓN