Crema de Calabaza con Jengibre:

El primer plato de un banquete victoriano era casi siempre una sopa o crema. La era victoriana fue un tiempo en el que las especias exóticas se empezaban a importar desde países extranjeros. Por este motivo las sopas como primer plato eran sabrosas, aunque ligeras.


 

Ensalada con Vinagreta de Mostaza:

El ingrediente principal era la lechuga, por lo general, la tipo iceberg. El aderezo se preparaba con yema de huevo, mostaza, sal, aceite de oliva, crema agria y vinagre. Se le añadía azúcar al final para agregar un toque dulce. El aderezo se colocaba sobre la mezcla de vegetales y la ensalada se adornaba con aros de clara de huevo cocido y de remolacha. 
 

Pastel de Carne a la Cerveza Negra con Guarnición de Guisantes:

Dado que mucho del banquete consistía en demostrar clase y estatus, la carne (muy cara en la época) era el plato más importante de la comida.  La cerveza negra y la guarnición de guisantes convierten a este pastel de carne en un claro exponente de la cocina tradicional británica.

Pastel de Limón:

El “Lemon Pie” ha sido preparado desde la época medieval, era usualmente servido como postre en banquetes ofrecidos por la reina Isabel de Inglaterra. Posteriormente se inventaría el merengue, por lo que el denominado “Lemon pie” o "Lemon Meringue Pie" tal cual como lo conocemos hoy en día, es un producto del siglo XIX. .El vino dulce se servía con el postre, así como café, té, ponche caliente y agua.

 

*En Estraperlo se servirá Crumble de fresa como postre.


 

Escena del crimen: Estraperlo 

Escena del crimen: La Grulla

Ensalada de Patata y Mostaza:

La ensalada victoriana contenía vegetales y patata, un ingrediente muy popular importado de Irlanda. El aderezo se preparaba con yema de huevo, mostaza, sal, aceite de oliva, crema agria y vinagre. Se le añadía azúcar al final para agregar un toque dulce. El aderezo se colocaba sobre la mezcla de vegetales y la ensalada se adornaba con aros de clara de huevo cocido y de remolacha. 

 

Pastel de Calabacín:

El primer plato de un banquete victoriano era casi siempre una sopa o crema o un pastel ligero.
 

Pollo Raj Braseado al Curry con Arroz Hindú:

Dado que mucho del banquete consistía en demostrar clase y estatus, la carne (muy cara) era la parte más importante de la comida. La carne y las especias, que empezaban a llegar de la India para sorprender a los tradicionales paladares británicos.

Souffle al Horno de Lima y Limón:

El plato final de un banquete victoriano era siempre un postre. La habilidad para importar frutas era un signo de alta posición. El suflé es un plato ligero elaborado al horno con una salsa bechamel combinada con otros ingredientes, y a la que se incorporan claras de huevo batidas a punto de nieve. Se sirve como primer plato o postre. La palabra proviene  del verbo francés "souffler" que significa ‘soplar’ o ‘inflar’..El vino dulce se servía con el postre, así como café, té, ponche caliente y agua.

Crema blanca de verduras

Combinación de verduras y nata especiada. El primer plato de un banquete victoriano era casi siempre una sopa o crema. La era victoriana fue un tiempo en el que las especias exóticas se empezaban a importar desde países extranjeros. Por este motivo las sopas como primer plato eran sabrosas, aunque ligeras.

 

Ensalada de ahumados y mostaza

Lechuga, salmón, huevo duro, cebolla y crema de mostaza  El ingrediente principal era la lechuga, por lo general, la tipo iceberg. El aderezo solía prepararse con yema de huevo, mostaza, sal, aceite de oliva, crema agria y vinagre. Se le añadía azúcar al final para agregar un toque dulce. Añadir ahumados era un toque de distinción social.

 

Pollo al curry y arroz aromatizado

Dado que mucho del banquete consistía en demostrar clase y estatus, la carne (muy cara) era la parte más importante de la comida. La carne y las especias, que empezaban a llegar de la India para sorprender a los tradicionales paladares británicos.

 

Lemon Pie

 El “Lemon Pie” ha sido preparado desde la época medieval, era usualmente servido como postre en banquetes ofrecidos por la reina Isabel de Inglaterra. Posteriormente se inventaría el merengue, por lo que el denominado “Lemon pie” o "Lemon Meringue Pie" tal cual como lo conocemos hoy en día, es un producto del siglo XIX. 

Escena del crimen: Gastromentor

Escena del crimen: Fernanda 

Crema de espárragos:

Una sopa tradicional de la Época Victoriana, donde el contraste de los sabores terrosos del espárrago, la cremosidad del foie y el ahumado del bacon te conquistarán.

Hojaldre de Queso

Hojaldre de Queso:

Una  de las comidas favoritas del naturalista Charles Darwin con la receta original de su esposa Emma, creadora de una recopilación de recetas que trascienden el tiempo. Sus métodos para la conservación de los alimentos, evitando así la proliferación de microorganismos patógenos y bacterias nocivas, resultan realmente de avanzada.

 

Estofado:

La carne, auténtica protagonista del banquete victoriano, se acompaña de un maravilloso Chutney. Esta conserva nos remite a los vínculos coloniales británicos en la India. Sabores únicos que se combinan a la perfección a través de los ingredientes de dos continentes: las manzanas, cultivadas en muchísimas variedades en Inglaterra y elemento a través del cual las mujeres victorianas  pretendían adivinar el futuro; y las especias,  icono de la India de los mil aromas.

 

Lemon Pie

Ha sido preparado desde la época medieval y era usualmente servido como postre en banquetes ofrecidos por la reina Isabel de Inglaterra. Posteriormente se inventaría el merengue, por lo que pastel que conocemos hoy en día es un producto del siglo XIX.  Postre recurrente en los banquetes reales, ofrece el sutil equilibrio del dulce y el cítrico. Una verdadera maravilla para los sentidos.