Hummus:

Es una crema de puré de garbanzos cocidos con zumo de limón, que incluye pasta de tahina (semillas de sésamo molidas, con líquido y sal) y aceite de oliva, que según la variante local puede llevar además otros ingredientes como ajos o pimentón (generalmente vertido al servirse). Es un plato muy popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio, incluidos Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia, Chipre e Israell. El hummus parece tener como origen el Antiguo Egipto y su preparación era muy diferente a la actual, servida en porciones pequeñas sobre una pieza de pan.

Calabacines Rellenos de Carne con Cuz Cuz:

Los platillos de mahshi (rellenos) se componen verduras rellenas de arroz como berenjenas, calabazas, patatas, zanahorias y calabacines, así como una variedad de verduras de hoja, principalmente hojas de uva, hojas de col y con menos frecuencia acelgas. El Mahshi requiere delicadeza y tiempo, razón principal por la cual se prepara antes del día en que se cocina y se sirve.

Kofte:

En su forma más simple se trata de unas bolas elaboradas con carne picada, similares a las albóndigas, se utiliza carne de vaca o de cordero que se suele mezclar con diferentes especias y a veces también con cebollas picadas. Se suele mezclar en algunas ocasiones con arroz, burghul, verduras, o huevo para formar una pasta que luego se asa.  Todas estas variantes pueden encontrarse en el Norte de África, el Mediterráneo, Europa Central, Asia y la India.

Escena del crimen: Gastromentor

Guzeya:

Cuando pensamos en comidas egipcias, lo más común es pensar en platillos salados. Sin embargo, los dulces han deleitado históricamente a los faraones y muchas tradiciones culinarias se han transmitido hasta nuestros días. La Guzeya, más sencillamente postre de coco, es un manjar dulce elaborado con coco, azúcar, huevos y vainilla, siendo su textura parecida a la del merengue y su gusto parecido al de las natillas.

Ensalada Semizotu:

Ensalada típica a base de canónigos, yogourt griego, ajo, aceite de oliva y pimentón.
 

Kisir:

Plato muy típico a base de sémola, tomate triturado, verduras y hierbas aromáticas.
 

Cerkez Tavugu:

Plato de Pollo con salsa de nueces acompañado de arroz basmati.
 

Künefe:

Potre realizado con fideos kadayif horneados con queso hatay.

Escena del crimen: La Grulla

Escena del crimen: Fernanda

Baba Ganoush

Su nombre en árabe significa "Coqueto y vicioso" haciendo referencia a su suave textura y  adictivo sabor. Un paté de berenjenas asadas  sobre crujientes tostas al pimentón que te conducirán de paseo por las huertas egipcias.

Taamia

Antepasado de Falafel, significa literalmente "alimenta a 100 personas", en referencia a lo popular de la receta. A diferencia de otras versiones orientales, estas albóndigas especiadas de legumbres se preparan principalmente con habas, protagonistas indiscutibles de la gastronomía egipcia. Un acompañamiento de salsa de yogur y vegetales frescos, completarán este riquísimo plato.

 

Tahin de pollo con cous cous

En Egipto hay especial predilección por los platos preparados con ave, especialmente combinados con ingredientes y recetas de influencia mediterránea y del norte de África.  Este Tahin aúna la diversidad de una cocina rica en historia, marcada por antepasados egipcios que establecieron lazos comerciales importando ingredientes y costumbres gastronómicas,  y el sello inconfundible de las especias y frutos secos propios de la región.

 

Roz bel laban

El arroz encuentra en el valle del Nilo un espacio excelente para su desarrollo, gracias a las crecidas del río. Aunque la producción de éste ingrediente es enorme, lo que podría hacer creer que este postre es muy popular, la escasez de leche hace de él un platillo de lujo. Un dulce delicioso probablemente vinculado a la historia de nuestro Arroz con leche.